sábado, 12 de enero de 2013

Windows 8: Análisis Para Usuarios Medios

Antes de actualizar el sistema operativo visité numerosas páginas “profesionales” donde analizaban el nuevo Windows 8 y tengo que decir que todos coincidían en lo mismo.
Mi desconfianza surgía en que todas esas review estaban realizadas por webs de informática especializada, y lo que yo buscaba era la opinión de un usuario normal y corriente.
Por ello, tras una semana de instalar, configurar y personalizar –y también usar– Windows 8, quiero compartir mis impresiones de usuario medio-avanzado sobre el nuevo sistema operativo de Microsoft.

COMPRA, DESCARGA E INSTALACIÓN

Recibo de Compra.
Tanto el proceso de compra como de descarga se produjo sin ningún tipo de problema, facilitando Microsoft las claves para la activación del producto en el mismo momento del pago.
Otra cosa distinta fue la instalación.
Todo parecía instalarse correctamente, pero cuando terminaba un mensaje decía que no se había podido instalar y que el ordenador regresaba a su estado anterior.
Tras un nuevo intento, tuve que desconectar el portátil de Internet y desinstalar el antivirus.
Esta vez se instaló sin ningún tipo de problema.
En el lado positivo, creo recordar que es la primera instalación de Windows que se realiza totalmente sin la interacción del usuario, pudiendo dejar el ordenador completamente solo, y cuando regreses, encontrarte el nuevo sistema operativo.

NUEVA PANTALLA DE INICIO Y WINDOWS STORE

Pantalla de Inicio de Windows 8.
A pesar de no tener ningún dispositivo táctil, en ningún momento me resultó complicado o incomodo el uso del ratón para manejarme por la nueva interfaz. Eso si, ahora se usa mucho mas el botón derecho, bastante olvidado anteriormente.
En cuanto a las aplicaciones que podemos encontrar en la Windows Store (aquellas realizadas expresamente para la nueva interfaz), por lo general, son todas muy básicas y con menos opciones que sus programas equivalentes para el escritorio.
Aquí si que se nota que están pensadas para tablets, donde no existe el acceso al escritorio. Me ha sucedido que después de probar varias apps, he terminado desinstalándolas e instalando el programa equivalente para escritorio porque ofrecía mayores opciones y prestaciones.
El inconveniente de esto es que dichos programas se ejecutan en el escritorio y no en la nueva pantalla de inicio.
En el lado positivo, la aplicación Música es todo un gustazo, pudiendo oír online todo tipo de canciones y artistas al puro estilo Spotify.

EL ESCRITORIO CLÁSICO

Escritorio Clásico en Windows 8.
El Windows 7 sigue presente en todo momento, y de hecho,  de manera “oficial”. Sin ir más lejos, cualquier configuración que quieras hacer en el flamante Internet Explorer 10, el propio Windows te indica que habrás la versión del navegador de escritorio, vayas a opciones (o donde sea) y hagas allí los cambios. Automáticamente aparecerán en su homologo de la interfaz Metro.
De igual modo, también el propio Windows incluye en su pantalla de inicio aplicaciones como Recortes, Bloc de Notas o Calculadora, que cuando las abres se ejecutan en el escritorio, hecho que no deja de ser un poco contradictorio.
Todo esto termina por dar la sensación de dos cosas: por un lado que el Escritorio es la parte de atrás desde donde se realizan todos los “trabajos sucios” y por otro, que este nuevo Windows no deja de ser el 7 donde se le ha aplicado el nuevo RT para Tablets, el cual no dispone de todos estos elementos, hecho que explica que el propio sistema operativo ejecute aplicaciones desde el escritorio o te indique que vayas allí para cambiar configuraciones.
Por último, decir que efectivamente, se ha eliminado el botón de Inicio de la barra de tareas, pero ¿quién lo usaba hoy en día? Yo personalmente hace mucho tiempo que dejé de utilizarlo, por lo que no lo echo de menos lo mas mínimo.

RENDIMIENTO Y USABILIDAD

Pantalla de Bloquedo de Windows 8.
Dicho todo esto, hay que decir que uno de los puntos más fuertes de Windows 8 es la velocidad de arranque (y apagado), la nueva pantalla de bloqueo y la integración con las redes sociales.
Sobre la velocidad de arranque, había leído hasta la saciedad que casi reducía a la mitad el empleado por Windows 7. Incluso había visto vídeos en Internet, pero hasta que no lo he visto con mis propios ojos, no me lo he creído. Es cierto: en apenas 25 segundos, el ordenador está listo para usar.
En cuanto el manejo diario, todo es muy intuitivo y en apenas dos días te acostumbras a las nuevas formas de hacer las cosas.

LO MEJOR

- Velocidad de arranque y apagado.
- Nueva pantalla de bloqueo con notificaciones.
-  Integración con correo y redes sociales.
- El escritorio de Windows 7 sigue presente (para los nostálgicos).

LO PEOR

- Sensación de sistema bipolar con la convivencia de la interfaz Modern UI y el escritorio.
- Excesivo uso del botón derecho del ratón.
- Aplicaciones de la Windows Store pensadas solo para tabletas.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por el análisis. Sin duda me ha servido de mucha ayuda, pues me he planteado en varias ocasiones instalar este nuevo Windows.
    ¡un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario. Me alegra que te sirva de ayuda.

      Eliminar